RUDY PAGLIUCA: EL PRODUCTOR QUE LLEVÓ EL ROCK VENEZOLANO A LOS GRAMMYS

En poco menos de un año, los dos últimos trabajos de este novel productor musical venezolano han llegado a sitios que en otros tiempos fueron impensables para los artistas nacionales del género rock: los Grammys y las tiendas E.E.U.U.A.A y México, los dos principales mercados del continente

Sus dos últimas producciones discográficas están dando la hora a nivel mundial. No conforme con lograr hazañas locales sólo vistas en los años '80 por parte de artistas de la talla de Sentimiento Muerto y Zapato 3, sus primeros pasos hacia la internacionalización distan de ser vacaciones con guitarras al hombro: “Si No Nos Mata”, de VINILOVERSUS, logró una histórica nominación al Grammy 2010 en el renglón "Mejor Disco de Rock" (donde comparte nominaciones con “Fuerza Natural” de Gustavo Cerati y “On The Rock” de Andrés Calamaro), y “Nuestra”, de La Vida Bohéme, ha logrado un contrato de distribución con el sello discográfico responsable de promover los trabajos de músicos de la talla de Manú Chao, Plastilina Mosh, Aterciopelados y Los Fabulosos Cadillacs: Nacional Records. Si bien es cierto que ambos discos tienen mucho en común, hay un punto de unión que responde a la pregunta que todos los rockeros de oficio del país se están haciendo: ¿de dónde salieron estos discos? ¿La respuesta? De la consola del productor Rudy Pagliuca.

"La llegada de estos nuevos artistas transformó mi vida", dice Rudy sentado detrás de la consola desde la que se trabajó la primera nominación venezolana al Grammy en el renglón "Mejor Disco de Rock". Y es que antes de dar inicio a su faceta de productor de bandas "underground" era mejor conocido por su trabajo como el guitarrista de la popular agrupación caraqueña Malanga. "Yo ante todo soy músico estudiado. Inicié mi camino tocando trompeta para Los Melódicos, formando parte de bandas de jazz, tocando en sesiones… y por supuesto con mi banda, Malanga. Aprendes mucho viendo a tantos artistas en tarima, en los estudios de grabación, en las salas de ensayo, girando por el país… Toda esa experiencia, sumada al talento y una buena propuesta del artista con quien trabajo, es lo que ha hecho la diferencia en mis últimas producciones. "

"Rudy es increíble", dice Henry D'Arthenay, cantante de La Vida Bohéme, banda que convocó más de 5.000 personas en la Plaza Alfredo Sadel para el showcase de su disco debut, Nuestra. "Veníamos de intentar dos veces hacer el disco con otra gente y la cosa no funcionaba. Provocaba tirar la toalla. Pero a Rudy no le importó. Tomó toda esa frustración y la hizo a un lado. En un mes teníamos el disco que siempre quisimos hacer. A los 6 meses lo estábamos firmando con Nacional Records. Pasamos de querer dejarlo todo a entrar en el mercado Estadounidense y Mexicano. Rudy hace magia, jajaja."

"La cosa tiene TODO que ver con los artistas con que he trabajado", responde Pagliuca a las declaraciones de D'Arthenay. "No sólo me han mantenido en contacto con lo que en realidad está pasando a nivel musical en la escena, sino que me han permitido traducirlos en términos de sonido de modo tal que el techo de sus carreras no fuese el mismo de los tres bares dónde les permitían tocar antes de sacar sus discos. Ellos sonaron como tenían que sonar y de regreso me enseñaron un montón de cosas que me atrevería a llamar imprescindibles en una industria como la de hoy en día: la nueva música y la nueva forma en que se consume."

Rodrigo Gonsalves, voz líder y guitarra de VINILOVERSUS, comparte un sentimiento un tanto más profundo con Pagliuca. "Una de las cosas que más me alegra de ir a Las Vegas -donde se llevará a cabo la ceremonia de los Grammy-, es compartir ese momento en que digan 'y los nominados son…', con Rudy. Sin él las cosas hubiesen sido bastante diferentes. Su trabajo y tutela durante nuestros primeros dos discos contribuyó de manera determinante con algo que nunca nos podrán quitar: hicimos un disco de rock que la academia considera tan válido como el trabajo de Gustavo Cerati. Y por eso siempre le estaremos agradecidos. No creo que pueda decir nada más que eso."

Archivo del blog